Poly, la 9 milímetros

El origen de un viejo apodo.

Extracto del libro: «Corazones en llamas», Laura Ramos / Cynthia Lejbowicz, Editorial Clarín/Aguilar U.T.E, Diciembre 1991, página 88.

Todo comenzó cuando un empresario marplatense organizó un festival y contrató a nueve grupos para tocar en su ciudad. Alquiló un hotel y una sala, y coordinó de modo que cada día debían tocar dos bandas y «Los redonditos de Ricota» actuar solos la última noche.

Esa última noche, el público ricotero que iba llegando al lugar se encontraba con todos los músicos redondos en el hotel echando diablos porque no habían cobrado ni un centavo del cachet arreglado para el show de esa noche.

– La banda no sale si no ponés la plata ya!  le dijo Poly al empresario minutos antes de la hora programada para que los músicos salgan a escena. La sala estaba llena.

 Es imposible, no tengo plata para pagar todo esto ahora, Poly. Aguantame hasta el final del show  replicó el hombre.

 ¿Cómo después?, la sala está llena. No hay después… ¡Ahora!.

Cobraron, desde luego.
El mito de Poly encuentra su origen cuando en el número del mes siguiente de la revista «Cerdos y Peces«, su director Enrique Symns, escribió que la negra Poly llevaba una 9 milímetros «en el alma».

Nota de Redondos Subtitulados: en los créditos del disco Un baión para el ojo idiota, la Negra Poly aparece identificada con ese apodo: «Nueve Milímetros: Poli»


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s